domingo, 26 de julio de 2009

La Cultura del Renacimiento en Italia, Jacob Burckhardt

Jacob Burckhardt


Todos sabemos que para entender un fenómeno artístico en toda su magnitud, es necesario contextualizarlo. La Commedia dell’Arte es sin duda un producto de una época en particular y un lugar en especial: el Renacimiento Italiano. Hay algo muy especial en la Italia de los siglos XIV y XV que dio pie a muchas manifestaciones artísticas que marcaron el inicio de una nueva época de Europa.

Por ello, conocer la historia del Renacimiento Italiano debe ser sin duda el paso inicial para empezar a comprender a la Commedia.

Jacob Burckhardt, historiador suizo fue uno de los primeros en usar la “Historia de la cultura” en contraposición de la simple corriente historiográfica. Por el tiempo en que el libro se escribió (1860) el concepto de Renacimiento era nuevo, y este texto contribuyó en mucho a consolidar la idea de que la época de transición entre la alta edad media y la época moderna sea llamada Renacimiento.

Por si solo este libro es importante para conocer la historia del Renacimiento italiano y por lo tanto debería ser un referente para todo aquel estudioso de la Commedia. Pero además hay un capítulo en particular que resulta muy interesante: El Ridículo y el Humor.

Burckhardt dedica todo un capítulo a desmenuzar los fenómenos humorísticos (artísticos o no) y tratarlos como manifestaciones del nuevo espíritu humanista. Identificar lo cómico con el humanismo es una idea controvertida incluso hoy día. Generalmente el humor y el ridículo no son considerados temas importantes o trascendentales y las fuentes académicas generalmente los desprecian. Pero esta idea se destaca, más aún por ser un libro del siglo XIX (y se relaciona mucho con el libro de Bajtin).


el ingenio empezó a ser utilizado como un arma en disputas teológicas, (…) Sus armas de ninguna manera se limitaban a la lengua y la pluma, sino que incluía trucos y bromas.”



Burckhardt considera que la falta de sátira es de hecho un indicativo de la antigüedad de un escrito. Por lo tanto se deduce que la presencia de sátira y humor en la poesía y literatura es una muestra del nuevo espíritu humanista en el Renacimiento.




El espíritu satírico, cómico y humorístico, del cual la Commedia forma parte, es un distintivo del arte Renacentista en contraste con el Medieval. Lo cual no quiere decir que en el Medioevo no existieran fenómenos cómicos, pero es en el Renacimiento cuando el humor comienza a tomar relevancia como expresión humanista e individualista.